5 Consejos para reformar su casa por poco dinero

El miedo a no tener suficiente dinero para afrontar la reforma de una casa o la falta de tiempo paraliza a muchos propietarios para hacer un “levantamiento” de la casa. Pero es posible hacer pequeñas renovaciones que aportan grandes mejoras con poco esfuerzo y sin rascarse mucho el bolsillo: poner revestimientos vinílicos, pintura antihumedad, forrar los muebles de cocina con vinilo brillante o mate, o pintar las paredes del baño con esmaltes sintéticos. Estos pocos consejos pueden ahorrar costes en la casa mientras se hace la reforma. Por favor, lea todos los artículos con atención.

  1. Antes de iniciar la reforma, se deben analizar los puntos fuertes y débiles de la casa, como el aislamiento, los conductos o la iluminación requieren una atención especial. También es interesante considerar la estética que se quiere dar y todos aquellos detalles que se buscan dentro de una casa. Para ello es necesario preparar un proyecto concreto, que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades y presupuesto, y así evitar futuros errores. En caso de que lo que queremos hacer exceda nuestra capacidad para llevarlo a cabo. Es aconsejable pedir ayuda a un profesional. Es conveniente solicitar un presupuesto detallado a varios profesionales y comparar precios. Aunque puede parecer que contratar a un experto encarecerá la reforma.
  2. En la actualidad existen nuevos materiales que facilitan la remodelación de los espacios, hasta el punto de poder evitar por completo las obras: revestimientos vinílicos, pintura antihumedad, materiales de PVC, etc., son algunos ejemplos con los que hoy en día se puede reformar una casa sin tener que afrontar escombros y un sinfín de obras costosas.
  3. La pintura es el instrumento ideal para dar un nuevo aspecto a las casas de una manera económica y sencilla. Además con la pintura se puede mejorar cualquier habitación, haciéndola más agradable, dando luz o ampliando los espacios.
  4. Uno de los inconvenientes que más preocupan en una casa de segunda mano es el estado de las tuberías. Si son de cobre o hierro, las más antiguas, es conveniente comprobar tanto el flujo de agua como su estado. Si las tuberías son visibles, pueden ser reemplazadas sin levantar el suelo. Una buena solución para renovar el aspecto de las tuberías exteriores puede ser pintar el mismo color de la pared o camuflarlas con un mueble alto que sirva de parapeto para las tuberías verticales.
  5. También es posible regenerar el mal estado de las tuberías mediante soluciones que no requieran ser reemplazadas. Lo más innovador es aplicar una capa de resina especial, cubriendo el interior de la tubería vieja, de esta manera se crea una segunda tubería a través de la cual el agua circulará libre de cualquier residuo metálico.
  6. Dar un nuevo aspecto a la cocina y dejarla agradable y acogedora con poco presupuesto, es posible con estos consejos. Los armarios pueden estar forrados con vinilo brillante o mate, las tiendas especializadas ofrecen una amplia gama de estos materiales que, combinados con los muebles antiguos, cambiarán completamente la estética de una cocina antigua. Lo mismo ocurre con las paredes, la sustitución de los azulejos es costosa y engorrosa, por el contrario, se pueden renovar pintándolos, aplicando un papel resistente o un vinilo especial que también cubrirá cualquier daño.
  7. Una de las reformas más comunes y que más posibilidades presenta es la del baño. No hay necesidad de grandes obras y gastos, podemos dejarlo como nuevo si afinamos las paredes con esmaltes sintéticos o papeles y vinilos resistentes a la humedad. Para los suelos, existe una buena oferta de pinturas y revestimientos en el mercado que son fáciles de colocar encima de los azulejos e imitan todo tipo de material, además son más cálidos, más fáciles de mantener y más baratos.
  8. El cambio de puertas y ventanas es una de las secciones más caras en la reforma de una casa. Si realmente están en malas condiciones, debemos considerar su sustitución. Si sólo es necesario dar un nuevo aire a las puertas, bastará con revestirlas. El semilacado es más fácil de aplicar con un rodillo y es aún más económico. En cuanto al color, blanco o igual al de la pared, representan un golpe seguro.

Las ventanas se verán como nuevas si los marcos están lijados y pintados. También puede colocar cortinas, que además de cambiar el aspecto de la habitación servirán como aislantes para evitar el exceso de frío o calor.

Si desea conocer más puede visitar Modrego Reformas y pon las manos a la obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *