Cómo aumentar la resistencia de las plantas a las enfermedades

Ésta es una pregunta verdaderamente dolorosa. Las enfermedades causan la muerte del 30 al 50% de la cosecha, y con una infección severa, las pérdidas pueden llegar al 70-80%.

¿Qué son las enfermedades de las plantas? Estos son procesos que ocurren en plantas bajo la influencia de patógenos y (o) condiciones ambientales desfavorables. Y en Dijardín Online le diremos y asesoraremos sobre el cuidado de sus plantas.

¿Cómo se manifiestan las enfermedades de las plantas?

Las funciones de la fotosíntesis y la respiración, así como la síntesis de sustancias plásticas y de crecimiento, se ven afectadas. El movimiento de agua y nutrientes en los tejidos vegetales se ralentiza. La estructura del organismo vegetal cambia, lo que puede provocar una muerte prematura o daño a los órganos individuales de las plantas. Sin embargo, las mismas manifestaciones pueden deberse a diferentes motivos.
Según la causa, existen dos grupos de enfermedades de las plantas: Enfermedades no transmisibles, y Enfermedades infecciosas.

¿Cómo proteger las plantas de las enfermedades?

Probablemente, alguien dirá que esto ya no es un problema, porque hay muchos medicamentos para combatir las enfermedades de las plantas: los fungicidas. Por supuesto, esto es así y su uso, con un elevado trasfondo infeccioso, está plenamente justificado.

Sin embargo, con el uso frecuente de fungicidas, sus cantidades residuales pueden estar contenidas en los frutos que acaban en nuestra mesa. Además, el uso de “química” daña el medio ambiente y también provoca estrés en las plantas.
¿De qué beneficio podemos hablar en este caso? Recuerda lo siguiente: Para vivir, tienes que comer. Para vivir mucho, necesitas comer algo útil, y aproximadamente el 80% de nuestra comida son plantas.

Es por eso que los jardineros se enfrentan cada vez más a la cuestión de cómo cultivar un cultivo grande y respetuoso con el medio ambiente rico en vitaminas en su sitio y, al mismo tiempo, no dañar las plantas, el medio ambiente y, por supuesto, ¿usted mismo? Y aquí pasa a primer plano la cuestión del aumento de la resistencia de las plantas a las enfermedades, es decir, sobre el fortalecimiento de su inmunidad.

¿Qué es la inmunidad vegetal?

Muchos conocen bien la respuesta a esta pregunta. Sin embargo, aquellos que antes no estaban interesados ​​en cultivar plantas, pero ahora comienzan a dedicarse seriamente a la jardinería y la horticultura, deben saber que Incluso en los albores de la agricultura, el hombre notó que no todas las plantas están igualmente infectadas con enfermedades.
Siempre se encuentran ejemplares sanos entre las plantas afectadas.

Entonces, la diferente actitud de las plantas hacia los agentes causantes de enfermedades representa su diferente resistencia o diferente susceptibilidad. La resiliencia es la capacidad de las plantas para resistir infecciones. Y la susceptibilidad es la incapacidad de las plantas para resistir la infección.

La resistencia de las plantas se manifiesta en ausencia total de la enfermedad o en su desarrollo débil. El mayor grado de resistencia es cuando la planta no está infectada en absoluto.

¿Cómo se manifiesta la resistencia de las plantas a las enfermedades?

Un papel importante en la resistencia de las plantas lo desempeñan las cualidades innatas (genéticas), así como las reacciones protectoras que surgen en respuesta a la introducción de un patógeno. Por ejemplo, en plantas resistentes, se pueden sintetizar sustancias tóxicas, provocando la muerte del patógeno penetrado.

Como defensa, la planta puede formar una capa de células tapadas con corcho alrededor del tejido afectado, lo que evita una mayor propagación de la infección.
En algunos casos, la planta reacciona a la introducción de un patógeno liberando sustancias especiales que inhiben (inactivan) el desarrollo de la enfermedad; forma la llamada “barrera química”.

Además, en lugar de acumular una sustancia protectora en altas concentraciones, las plantas usan varias combinaciones de sus compuestos protectores, lo que conduce a una mayor eficiencia de su acción a concentraciones mucho más bajas. Estas sustancias se denominan fitoalexinas.

La cualidad protectora de las plantas es la síntesis de fitoncidas en ellas. Cabe señalar que su contenido cuantitativo en plantas es diferente, respectivamente, el grado de su efecto protector no es el mismo.
En algunos casos, la infección de la planta se puede prevenir por sus características estructurales: la estructura de los tejidos tegumentarios, el sistema vascular, los estomas, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *