Se abre el telón: la obra del marionetista